9 oct. 2015

Reseña: Imperio - Jay Kristoff

Título: Imperio
Autora: Jay Kristoff
Traducción: Guiomar Zanso de Zúñiga
Año de publicación: 2014
Número de páginas: 670
Precio: 16,50€
Editorial: Hidra
ISBN: 9788415709336
Un imperio destrozado. Youkiko terminó con la locura del antiguo Shogun, pero al hacerlo desató una guerra civil por el poder entre los clanes que forman el Imperio de Shima.

Un legado oscuro. Las pesadillas de Kin, el miembro del gremio del loto que se alió con Yukiko, muestran visiones de un futuro inconcebible y peor que la muerte.

Una cataclismo en ciernes. Los rebeldes kagés asaltan el palacio del Shogun antes de que pueda dar inicio la nueva dinastía, pero desde lejos un enemigo aprovechará la debilidad del Imperio para asestarle un golpe mortal a él y a todos sus habitantes. Los fantasmas de un pasado bañado en sangre. 
 
(sin spoilers)


¿Cómo decir que este libro me ha puesto la piel de gallina en tantas ocasiones que parecía un puercoespín mientras lo leía sin que parezca raro? Gracias, Jay Kristoff, me has hecho reír, llorar y enfadar (que sepas que he estado a poco de tirar el libro por la ventana muchas veces debido al cabreo que tenía encima). Tu libro ha sido una montaña rusa de emociones a la que sin duda volveré a subir porque soy una masoca y tú un sádico y el problema es que me he enamorado de tus libros y no puedo hacer otra cosa que darles amor. Bien, ahí van unas pocas líneas de resumen de lo que siento por este pequeñín (que tampoco es tan pequeñín ya que tiene sus buenas 600 y pico páginas) pero eso es otra historia.

Imperio comienza unos meses después de donde lo dejó el anterior y, antes de profundizar en esta reseña, he de decir que el autor ha escrito una pequeña guía con lo que les pasó a los personajes en el libro anterior, lo cual se agradece sobre todo si hace mucho que habéis leído el libro anterior, como es mi caso. Ahora vayamos a lo que interesa, si bien el primer libro el ritmo era algo más pausado porque teníamos que ponernos en situación de todos los términos, el funcionamiento y la jerarquía de la isla en general, en este ya no hay esas páginas de transición. Es verdad que se puede decir que el ritmo es irregular hasta más o menos la mitad del libro, donde hay un acontecimiento que, como una bomba, desencadena una acción desenfrenada, y con ello, tal y como nos tiene acostumbrados el autor una ola de muertes, dolor, lágrimas y bueno, como siempre, sangre.
"Hace falta valor para decir adiós. Para mirar a algo que has perdido y reconocer que se ha ido para siempre. Algunas lágrimas están forjadas en hierro."
Me fascina la capacidad que tiene el autor, simplemente, para escribir una historia de dimensiones como estas. Es completamente increíble como es capaz de escribir unos diálogos realmente divertidos e ingeniosos, y pasar de ello a unas escenas tan sangrientas que te revuelven el estómago, porque son tan detalladas que casi parece que estés allí, contemplándolas. Sin embargo, otro párrafo puede tener un aire mucho más poético y reflexivo, como su manera de narrar, con abundantes metáforas y pensamientos verdaderamente preciosos. El autor te traslada al mundo (escalofriante) que ha creado con todo lujo de detalles, en cualquier situación, y es así como le da magia a su historia.

Este libro te demuestra lo compleja y especial que es la trama, lo especial que es, lo mucho que hay debajo porque es un libro muy muy trabajado. Cada pequeño detalle bien colocado en su sitio y situado a la perfección porque sí, el autor tiene todo pensado. Imperio está contado en tercera persona por numerosos personajes: cada uno con su trama, sus problemas, su oscura (o no tanto) manera de ser, sus pros y sus contras, pero lo más fascinante es cuando todas las tramas se entrelazan y todo comienza a tener sentido. Eso, es lo mejor que puede pasar. Además, los diversos puntos de vista ayudan a sumergirte más en la historia.

Lo dicho, hay muchísimos personajes, pero lo que más me gusta de todos ellos es su desdibujada personalidad. Tienes la sensación de que los conoces pero no estás seguro de que sea así, porque en cualquier momento esos personajes pueden cambiar, lo pasan tan mal que es normal que sufran muchísimo y entonces todo cambie. Escribiendo esto podría tener muchos personajes en mente pero ahora en concreto me refiero a Kin, quien sufre unos cambios tremendos y, sinceramente, me es un poco difícil seguirle y comprenderle 100%. Buruu es mi personaje preferido y eso no va a cambiar, este animalillo (que se nota la ironía) mitológico me ha robado el corazón y de qué manera. Es divertido, es leal, es sarcástico... Me encanta su manera de ser y sólo por él merece mucho la pena empezar la saga.
"– No te enorgullezcas de esta discordia que ahora labramos. Es cosa fácil, destruir. Deberás sentirte orgulloso del mundo que construyas después de que esto haya acabado. "

Sigo mencionado a personajes y como no, ahora me toca hablar de la protagonista de esta saga, quien pierde un poco de importancia en esta parte, y esa no es otra que Yukiko. Una chica que ha tenido que sufrir demasiado, al igual que todo el Imperio. Está destrozada por los acontecimientos del libro anterior y eso se nota. Ya no sabe quién es, no es ella misma y está completamente perdida y hundida en la pena. Sin embargo, aunque he sufrido viéndola así, es este comportamiento y no otro el que nos va a demostrar la humanidad que hay en ella. Lo mucho que ha perdido y lo que le han arrebatado. La evolución del personaje es fascinante. Por otro lado tenemos a Nadie, quien prácticamente ha protagonizado sido mi hilo argumental favorito, ya sea por la fortaleza del personaje o por su vida en general. Michi también es una protagonista muy buena, aunque cruel, pero increíblemente fuerte. Me encanta la fortaleza de los personajes femeninos de este autor.

Las relaciones en este libro son igual de intensas como en todo lo demás. Son preciosas y ver cómo se va desarrollando como por ejemplo la relación de Nadie con su hermano Yoshi, llenan mucho su lectura. Además, es una novela de traiciones, de sangre, de muerte, mucha muerte de batallas épicas, de pérdidas, de dolor. Jay Kristoff sabe transmitir los sentimientos al completo y lo adoro por ello. El final, de nuevo, es lo más doloroso (que ya es decir) de todo el libro. Demasiado doloroso, pero es así. Suerte que ya tengo el último libro esperándome en la estantería.



Imperio es la segunda parte de una trilogía que no hace más que ponerse mejor y mejor, que finaliza con numerosos interrogantes que espero que se resuelvan en el último, ya que yo, por mi parte, me muero de ganas de descubrirlo todo sobre este apasionante Japón feudal que nos ha propuesto Jay Kristoff como ambientación. En este segundo libro, el autor se revinvidica como uno de mis preferidos por su crueldad, su maravillosa manera de resolver los sucesos más complicados, los complejos personajes y la trama. Recomendadísimo para los buenos amantes de este género, no os lo podéis perder. Todas y cada una de las palabras merecen la pena. 




6 comentarios:

  1. Me muero de ganas por conseguir estos libros y leerlos ^^
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! La verdad es que llevo tiempo queriendo leer los libros de Jay Kristoff pero nunca me pongo a buscarlos *^^* Eso sí, después de leer tu reseña, lo pongo en un sitio privilegiado de mi lista de pendientes ^^

    ¡Besos! Y gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    He visto estos libros en librerías y por internet, pero no me han acabado de llamar la atención. Sin embargo, me los llevo apuntados por si acaso algun día se me ilumina la bombilla ^^

    ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
  4. Tiene muy buena pinta esta trilogia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. ¡Holaaa tocaya! pues yo esta saga no la he leído y no creo que lo haga porque aunque tiene buena pinta tengo demasiadas sagas empezadas jaja el problema de todo lector...

    Un beso <3

    ResponderEliminar
  6. Wow! Sabía que te estaba gustando la saga, pero no pensé que tanto. Sabes que tengo el primer libro pendiente desde hace muucho tiempo (sí, pero no leía nada por esa mala racha lectora que me dio jaja), pero tu reseña no ha hecho más que incrementar mis ganas de ponerme con la trilogía. Sin embargo, me da un poco de miedo, si tanto has sufrido... Madre mía, los autores quieren vernos llorando jajaja.

    Aunque veo que todo ese sufrimiento ha merecido la pena, si tanto te ha gustado el libro :P Y espero que el último libro no te decepcione y que incluso supere tus expectativas. Intentaré ponerme pronto con Tormenta para que podamos comentarlo. Muy buena reseña.
    Un abrazo :)

    P.D. Me ha hecho gracia el nombre de Yoshi, me recuerda al dinosaurio de Super Mario Bros jajaja

    ResponderEliminar

¡Hola, hola!

¿Me vas a comentar? ¡Muchas gracias! Adoro los comentarios, me encanta saber la opinión de todos vosotros. Solo pido que seas respetuoso conmigo, y con los demás. El spam está permitido, siempre y cuando no sea un comentario exclusivo de spam.

¡Gracias! ♥

Post nuevo Post antiguo Home